Periodoncia

 

 

La periodoncia es la especialidad de la odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes.

 

Las principales enfermedades periodontales son la gingivitis y la periodontitis. La gingivitis es una inflamación de la encía, sin afectación de los tejidos de soporte dental, producidos por la acumulación de placa bacteriana. En algunos pacientes, la gingivitis no tratada puede evolucionar a periodontitis. Es una enfermedad bacteriana que afecta a la encía y al hueso que soportan los dientes. Puede manifestarse por enrojecimiento,  inflamación y sangrado de las encías al cepillarse. Además, puede producir mal aliento, recesión de encías y movilidad en los dientes.

 

La enfermedad periodontal llega a afectar a un 90% de la población por encima de los 35 años, la cual, buena parte de ella, desconoce que la padece. La periodontitis es la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial. En la boca tenemos gran diversidad de bacterias que, si no eliminamos mediante una buena higiene oral, pueden penetrar en el espacio que existe entre el diente y la encía, provocando una reacción inflamatoria y destructiva.

 

¿Cómo detectar las enfermedades periodontales?

En la mayoría de los casos, las enfermedades de las encías transcurren sin dolor y muchos pacientes las padecen sin saberlo. Su detección precoz y tratamiento son muy importantes, siendo necesaria la ayuda de un odontólogo especializado que, mediante un examen clínico y radiológico completo, pueda realizar un diagnóstico correcto. Los primeros signos y síntomas que aparecen cuando una encía no está sana son el sangrado espontáneo o, tras el cepillado, la inflamación, el enrojecimiento y la hinchazón de la encía.

 

Cuando el problema avanza se pueden detectar otros síntomas como la retracción de las encías; dientes con aspecto más largo; mal sabor; presencia de pus y mal olor de boca; movilidad y separación de los dientes; aumento de la sensibilidad con el consumo de bebidas y alimentos fríos; sensación de ardor y dolor en las encías.

Si tienes alguno de esto sintomas, no dudes en pedir una consulta con nuestros especialistas.